fuentesfidedignas.com.mx

Miércoles 03 Marzo 2021 20:58 hrs

El frío y la navidad llegan a la ciudad

Elizabeth Valdez Caro | 00:00 - 12 Diciembre 2014

La ciudad tiene un aire frío que va corriendo por sus calles, despertando el asombro de los culiacanenses, acostumbrados al derroche del calor y del sol. No pueden soportar que exista algo distinto; sería imperdonable, ilógico y fuera de orden.

 

Pero el frío está ahí, asomándose nostálgico, esperando un feliz arribo. Capas gruesas de polvo y cemento cubren los espacios céntricos, causando toses, espasmos, y recordatorios maternales. En contrario, los árboles de navidad verdes y brillantes, escondidos en los camellones, queriendo confundirse con los realmente naturales, no logran camuflajearse, y es difícil creer que sobrevivan al afán de robo y a la curiosidad de  alguien.

 

¿O son pinos recién llegados de la sierra que arriban convertidos en otra cosa para esconderse de las miradas? Increíbles resultan, entre las plantas ya sembradas y reverdecidas esas presencias ajenas de árboles artificiales, que quieren asemejarse a la naturaleza y que festejan la navidad.

 

Pero finalmente es la ciudad verde que todos soñamos y queremos, en la que requerimos ver confundido lo natural y lo artificial, todo en una misma confluencia. Que nada nos arrebate la idea de un río que nos baña, de la cadena de naturaleza que nos rodea, y de la serie de árboles que alguna vez tuvimos junto a las riberas.

 

No es la misma que vieron nuestros abuelos, y en la que se solazaron constantemente, sintiéndola como parte del aire de sus pulmones y de su vida. Pero intenta serlo, y lucha irremediablemente por no ser desgajada, horadada, destruida, en sus plantas, en su vegetación cada vez menos extensa, e intensa.

 

No todo existe aún, no todo sobrevive. Acaso sólo el polvo, y el lodo sean los mismos, esos que surgen de las entrañas de la tierra, con retroexcavadoras, que quedan reflejados en grandes manchas bajo las “patas” de los puentes.

 

Elizabeth Valdez Caro


Publicado el Viernes, 12 Diciembre 2014 00:00
Visitas: 314