fuentesfidedignas.com.mx

Sábado 10 Abril 2021 09:13 hrs

POLÍTICA PÚBLICA 

José Ramón Guzmán Serrano

Aarón el atrabiliario

00:00 - 22 Septiembre 2014

POLÍTICA PÚBLICA 

 

 

 

“Amo la traición, pero odio al traidor”.

Julio César

 

 

En un mundo tan raro como el nuestro, donde los subordinados se imponen a los superiores, y los adjetivos terminan describiendo no al objeto sino al sujeto, debió tener mucho más cuidado el entonces diputado federal, Aarón Irízar López, cuando lanzó tan duros epítetos al recién electo gobernador, Mario López Valdez, y al candidato perdidoso de la elección de 2010, Jesús Vizcarra Calderón. Si bien del primero se limitó a subrayar su “defección” al priismo para “sin pruritos de conciencia” pasarse al bando de los partidos que conformaron la alianza por el cambio, en una coalición, a decir del hoy senador, no sólo inédita sino “anti-natura” con el reconocido empresario, simplemente se le pasó la mano. Y si bien a través de una insincera disculpa, Aarón puntualizó que el retrato de la supuesta personalidad de Jesús Vizcarra no obedecía  a la intención de ofender o alimentar el morbo con sus declaraciones; en realidad hizo, precisamente, todo lo contrario. Entre los adjetivos más “benignos” utilizados en su “retrato íntimo” del candidato se encuentran los de explosivo, difícil, dominante en extremo, necio, gruñón, y empecinado. Por si ellos no hubiesen sido suficientes para construir el retrato dibujado por el Senador, agregó otros un poco más subidos de tono, los de violento y atrabiliario.

 

Sorprende, más que las palabras de Aarón Irízar, el momento que éste eligió para realizar una crítica de tal magnitud y tan extraña a las formas políticas tradicionales del priismo. Tal y como si sus motivaciones no obedecieran en realidad, a las supuestas fallas de carácter del candidato de la alianza encabezada por el Revolucionario Institucional. Tal y como si necesitase con urgencia, no un lavado sino una purga ante la conciencia colectiva de su partido ante las sospechas de haber vendido, eso sí, cara la elección. Tal y como si necesitase expiarse de la culpas de la derrota, a fin de poder seguir gozando de un provechoso papel de Caballo de Troya. Tal y como si necesitase demostrar, aunque nadie aún se lo hubiese solicitado, el buen uso de los millones de pesos que semanalmente le eran entregados en efectivo, por allegados directos del candidato, a fin de garantizar una operación impecable en el día de la elección.

 

Por último, aclaramos que no queremos despreciar o minimizar el papel de Aarón Irízar López en la elección de 2010, todo lo contrario. Todo hito histórico está marcado por la existencia de un traidor; la misma era cristiana no existiría sin el concurso de aquel que vendió por treinta monedas de plata a su maestro. Hoy, a pesar de las deficiencias del malovismo, es de reconocerse el arrojo y determinación de un grupo político para imponerse ante toda adversidad, a un grupo fuertemente atrincherado en el gobierno estatal. Y queda por supuesto para la posteridad la enseñanza, de que no todo aquel que goce del apoyo de la metrópoli tiene garantizada la victoria, tal y como si los sinaloenses no pudiésemos decidir nuestro propio destino. Al tiempo.

 

Mala leche

¿El mundo al revés? Claro que no. El hecho de que uno de los fundadores del Partido Acción Nacional en Sinaloa, Jorge del Rincón Bernal, asegure que si su partido no postula a un “buen candidato” votaría por Jesús Vizcarra Calderón de resultar éste -otra vez- abanderado por el Revolucionario Institucional, sólo demuestra el hecho de que los partidos políticos se han convertido en meras organizaciones “franquicia” para que los mismos aprontados de siempre busquen apoderarse del poder público. Dado su perfil empresarial y su carencia de los típicos rasgos del viejo PRI bien podría Vizcarra ser el primer gobernador auténticamente panista, así llegase bajo las siglas del Revolucionario Institucional; mientras que Mario López Valdez se convertiría a su vez, en el último representante del vetusto tricolor, hágame usted el favor, ungido gracias a las siglas albiazules. Alabado sea Noé.

 

La del estribo

El municipio de Culiacán se encuentra de fiesta y no es para menos. Con motivo de la celebración del 483 aniversario de su fundación, el alcalde Sergio Torres Félix dio a conocer una programación de eventos cívicos y culturales a la medida de todos los gustos y todas las edades. Entre los eventos a desarrollarse en sitios icónicos de la ciudad, gracias a la participación de organizaciones como la Universidad Autónoma de Sinaloa, el Instituto Sinaloense de la Cultura, la Comisión Nacional para la Cultura y las Artes, y el Instituto Politécnico Nacional, se encuentran muestras gastronómicas, jornadas culturales, presentaciones de libros, así como espectáculos con la participación de grupos musicales tales como Kinki, Los Ángeles Azules, Grupo Indio, y el trovador Gabino Palomares, entre otros. Culiacán también es cultura. Por allá nos vemos.

 

Twitter:  @jramonguzman

 

 


Publicado el Lunes, 22 Septiembre 2014 00:00
Visitas: 698