fuentesfidedignas.com.mx

Sábado 10 Abril 2021 08:59 hrs

POLÍTICA PÚBLICA 

José Ramón Guzmán Serrano

¿De quiénes son los gobiernos?

00:00 - 29 Septiembre 2014

POLÍTICA PÚBLICA 

 

 

 

“La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo”.

Abraham Lincoln

 

 

Si la ciudadanía tiende a considerar al “gobierno” en forma unitaria, sin hacer alusión a todas sus posibles divisiones: geográficas, de competencia, de jerarquía, de partido, de ideología, de facción; es sólo para marcar el hecho de su distinta posición dentro del Estado mismo, para subrayar su otredad respecto de ese ente incomprensible, temido y algunas veces odiado con el que tiene que tratar y lidiar en sus actividades cotidianas. En la luz roja que la conductora respeta ahí está el gobierno, en la identificación que porta el estudiante con la esperanza de que le sea respetada la tarifa preferencial, ahí está gobierno; también lo están en el bache, en la basura arrojada en la vía pública, en el engorroso trámite, en el apoyo brindado ante los desastres naturales, en el cadáver de una mujer arrojado a la vía pública, y en el trozo de papel donde son registrados o no estos hechos. Hay gobiernos por doquier, formales e informales, municipales, estatales, federales; en las cárceles, en las universidades, en las calles. Donde se pare un ciudadano lo hace en medio de una multiplicidad de gobiernos que lo envuelven. Pero más allá de los partidos y otras divisiones formales ¿Quiénes controlan esos gobiernos en realidad?

 

De acuerdo a lo señalado por Davidson y Rees-Mogg (1999) en su visionaria obra The Sovereign Individual. Mastering the transition to the information age, utilizando los postulados del historiador económico Frederic Lane, si se considera a los gobiernos en términos más económicos que políticos, éstos pueden ser clasificados en tres grupos: los gobiernos de propietarios, los gobiernos de burócratas y los gobiernos de clientes (ciudadanos). Así, el primer grupo se integraría por aquellos gobiernos controlados y poseídos por liderazgos hereditarios, quienes carecen de incentivos para ampliar las burocracias y elevar las tasas impositivas de sus feudos. La segunda se conformaría por gobiernos dirigidos por las burocracias, donde las soluciones ante los problemas son concebidas simplemente en gastar una cantidad más grande de recursos, así como ampliar el número de empleados del servicio público; presentando incentivos poderosos para un constante incremento de los impuestos. Por último, los autores hablan de aquellos gobiernos donde los que mandan son los mismos gobernados, quienes cuentan con aparatos gubernamentales  compactos y económicos, por lo que no existen incentivos para que existan altas cargas impositivas en los hombros de la ciudadanía.

 

Por último, nos pasará a disculpar pero le dejaremos tres gravosas tareas, en primer término identificar de quién son todos esos gobiernos que le circundan pero sobre todo, le imponen costos por los servicios que éstos están obligados a brindarle; segundo, valore qué proporción existe entre las contribuciones que usted eroga y la cantidad y calidad de los servicios que recibe a cambio; y en tercer término, cuestione a qué tipo de gobierno corresponden las propuestas que le quieren vender a cambio de su voto los distintos partidos políticos o candidatos. Porque mientras no llegue ese día, cuando los ciudadanos podamos elegir gobiernos tal y como actualmente elegimos a la marca o producto que más nos conviene, más nos vale saber a qué tipo de visiones gubernamentales les regalamos ese cheque en blanco llamado sufragio.

 

Mala leche

Lo que son las cosas, mientras la diputada Yudit del Rincón Castro en una actitud retrógrada, acompañada de peros y sin embargos, plantea que el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo sea consultado ante la ciudadanía, a pesar del mandato expreso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que sean removidas las disposiciones inconstitucionales del Código Familiar en cuanto al matrimonio y concubinato; el Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros rompe con el paradigma arcaico de la masculinidad y se muestra abierto al afirmar no tener la menor duda de que se realizarán los cambios necesarios en el marco jurídico para que los enlaces entre personas del mismo sexo sean permitidos en nuestro estado. Como dato adicional a la trama digna del Teatro del Absurdo permítanos comentarle que la diputada funge como presidenta de la Comisión de Equidad, Género y Familia de la LXI Legislatura del Congreso de Sinaloa.

 

La del estribo

Elevamos nuestra plegaria al Señor por el pronto restablecimiento del maestro Ramón F. López Hernández, director general de Recursos Humanos de la Universidad Autónoma de Sinaloa, quien se recupera de una dolencia cardiaca en una clínica de esta ciudad de Culiacán. Director de la Facultad de Derecho Culiacán en el periodo 2000-2003, experimentado litigante en las materias Civil y Mercantil, promotor deportivo, apasionado del béisbol, líder universitario, y actualmente uno de los garantes de la estabilidad administrativa de nuestra Universidad. Desde este humilde espacio le enviamos un abrazo y  externamos nuestro respeto y admiración.

 

Twitter:  @jramonguzman

 

 


Publicado el Lunes, 29 Septiembre 2014 00:00
Visitas: 680