fuentesfidedignas.com.mx

Miércoles 03 Marzo 2021 19:40 hrs

POLÍTICA PÚBLICA 

José Ramón Guzmán Serrano

Benchmarking

00:00 - 20 Octubre 2014

POLÍTICA PÚBLICA 

 

 

 

“En la carrera por la calidad no hay línea de meta”

David T. Kearns

 

Si la eficacia se define simplemente en términos de un nivel de resultados obtenido por una organización, demostrando su posibilidad de lograr determinadas metas claves de acuerdo a un plan, la eficiencia es definida a partir del costo unitario necesario para producir un producto o servicio. De esta forma aunque se puede ser eficaz sin ser eficiente en el uso de los recursos, esto es, consiguiendo los resultados esperados a través del dispendio y uso irracional de los recursos, no se puede ser eficiente sin cumplir con el pre-requisito de la eficacia. Pero sí al no ser entendido esto a cabalidad en el sector privado, constituye un camino seguro a la ruina económica, en el sector público es, desgraciada y muy frecuentemente la norma, de acuerdo a los distintos incentivos que motivan a tan disimiles tipos de organización. Va un ejemplo, qué será más rentable en estrictos términos económicos: construir varios cascos de hospital que una vez cortado el listón de inauguración resultan tan inoperantes como ineficientes, o bien, entregarle al beneficiario de los servicios de salud un vale que pueda ser utilizado en distintos establecimientos que compitan por atraerlo en calidad de cliente.

 

Ahora bien, el utilizar el anterior razonamiento por alguna organización no es garantía de una operación óptima y la entrega de bienes o servicios de calidad a sus clientes. Cómo saber por ejemplo si otra organización se encuentra produciendo lo mismo o más con los mismos o menos recursos invertidos. Esta es la lógica del Benchmarking. A través de esta técnica se pretende establecer un estándar con el cual pueda ser medido y valorado el desempeño. Más allá de la propaganda implícita, ¿qué le dice a usted el hecho de que una administración gubernamental construya una cantidad determinada de kilómetros de carreteras? La anterior y la previa a ella pudieron haber construido exactamente la misma cantidad en proporción a los recursos con que contaron para ello en su momento. ¿Qué le dice el que un nuevo programa de gobierno para “acercar” los servicios públicos a la ciudadanía, tenga más “acciones” este año que el anterior? Probablemente fue simplemente gastada una mayor cantidad de recursos en proveer los mismos servicios.

 

Por otra parte, es preciso aclarar que si bien es necesaria la comparabilidad de los resultados de los programas o acciones, con el fin de determinar si estos marcaron una diferencia, es decir produjeron resultados de acuerdo a los estándares de las mejores prácticas, es necesario distinguir entre distintos tipos de Benchmarking de acuerdo al uso que se pretenda dar a esta herramienta. De acuerdo a lo señalado por Berman y Wang (2012) en su obra Essential statistics for public managers and policy analyst, existen en general dos tipos de Benchmarking: el interno y el externo. Constituyendo el primero estándares de desempeño o calidad de acuerdo a los resultados previos de la organización, independientemente de lo que similares organizaciones se encuentran produciendo; y el segundo, estándares de acuerdo al desempeño que otras organizaciones, similares o no, producen respecto determinados bienes servicios. ¿Qué nivel de calidad nos brindarán nuestros gobiernos de acuerdo a la herramienta del Benchmarking? ¿Por qué en los formatos de informes de gobierno no se utiliza el Benchmarking como un mecanismo para transparentar los resultados que son efectivamente brindados a la sociedad? Creo que usted ya tiene la respuesta, amable lector, lectora.

 

Mala leche

La sola mención de la posibilidad de que la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales abandone el penal femenil de Tepepan del Distrito Federal donde se encuentra recluida, para gozar del derecho a la prisión preventiva dado su delicado estado de salud, aviva la terrible campaña de odio desatada desde su detención en febrero de 2013. Un simple ejercicio muestra la misoginia detrás de una sobredimensionada campaña de desprestigio en su contra, mientras en el buscador más popular de Internet resultan más de medio millón de resultados en base al nombre de la abatida ex priista; del tenebroso ex jefe de la policía capitalina, Arturo “El Negro” Durazo, pueden encontrarse apenas poco más de noventa mil salidas; tal y como si la maestra fuese la encarnación única de la corrupción política en nuestro país. Tal parece que el peor pecado cometido por Elba Esther Gordillo Morales fue el personificar a través del ejercicio del enorme poder de que gozó, el papel tradicional masculino en la cultura política mexicana. Y en el inter ¿cuántos Deschamps siguen por ahí libres y gozando de cabal salud política?

 

La del estribo

Mientras en Sinaloa los priistas se tiran la bolita en la búsqueda del culpable por la multa impuesta al Revolucionario Institucional por su inobservancia de la disposición electoral que obliga a todos los partidos políticos a utilizar al menos el 5 por ciento de sus presupuestos en la formación de cuadros femeninos, dos de las más prestigiadas firmas de Silicon Valley, Facebook y Apple, ofrecen la congelación de óvulos como una nueva prestación laboral a su personal femenino con el fin de extender sus años de fertilidad biológica y así impulsar su permanencia en sus puestos de trabajo. No sería sorprendente que en el futuro, las políticas más efectivas en favor de la igualdad, provengan de la iniciativa privada y no de un cada vez más esclerotizado Estado nacional.

 

Twitter:  @jramonguzman

 


Publicado el Lunes, 20 Octubre 2014 00:00
Visitas: 697