fuentesfidedignas.com.mx

Miércoles 03 Marzo 2021 20:52 hrs

POLÍTICA PÚBLICA 

José Ramón Guzmán Serrano

El currículum de Heriberto

00:00 - 03 Noviembre 2014

POLÍTICA PÚBLICA 

 

 

 

“Abanico abanico abanico

Abaniquito ni hablar

Como mueve el abanico

Abaniquito ni hablar

Como gira el abanico

Abaniquito ni hablar

Se me rompió el abanico

Abaniquito ni hablar...”

Canción: Pelotero a la bola

 

La currícula puede definirse como el conjunto de contenidos, conocimientos, competencias, objetivos y fines esperados por un programa educativo, en el ámbito organizacional su significado es más o menos el mismo, ya que si bien una organización educativa tiene el evidente fin de transmitir conocimientos y enseñar a resolver problemas de la vida real, existe una multitud de organizaciones definidas en función de los fines que esperan lograr. Tan organización es el cártel que organiza recursos humanos, financieros y materiales para transportar toneladas de cocaína desde Sudamérica para venderlas en Londres o Nueva York, como la taquería de la esquina donde miembros de una familia se reparten las tareas necesarias para la producción y venta de tacos. Los empresarios son más o menos honestos en cuanto a los fines que persiguen, y si algunos intentan farolear con eso de que están ahí para crear puestos de trabajo, es claro que su fin principal es la obtención de ganancias. Entre las miríadas de organizaciones se encuentran las llamadas organizaciones civiles, que –presumiblemente sin objeto de lucro- se proponen fines artísticos, científicos, educativos, de recreo, entre otros permitidos por la ley. Es precisamente a esta última clasificación a la que pertenece la Fundación para Mover y Transformar a Sinaloa A.C. y que es presidida por el diputado federal Heriberto Galindo Quiñones.

 

Pero permítame regresar un poco en nuestros pasos, no hay necesidad de apresurarnos. Como lo mencionamos anteriormente, el hecho de que las asociaciones civiles no persigan un lucro o un interés más allá de los declarados en su acta constitutiva es una mera presunción legal, y si usted decide creerlo o no, es tanto como si decidiera o no creerle al autor de esta columna. Pero vamos, analicemos los objetivos declarados por dicha asociación en su moderna página web. 1) Contribuir sustantivamente al logro de mejores estados de desarrollo y bienestar para los sinaloenses de todos los estratos socioeconómicos y culturales, buscando la convivencia en libertad, paz y justicia; 2) Proyectar a Sinaloa como un estado de excelencia en todos los órdenes posibles; e 3) Impulsar a las nuevas generaciones de sinaloenses a continuar siendo innovadores y líderes creando un mejor camino de progreso para todo el estado. Con toda sinceridad y sin afán de desanimar al coordinador de la fracción priista sinaloense en la Cámara de Diputados, nos parecen demasiado limitadas las capacidades y recursos de una simple asociación civil, como para lograr tan elevados propósitos como el desarrollo, el bienestar y el progreso para todos los sinaloenses.

 

A poco no le parece amable lector, lectora, más a modo para tales metas la gubernatura del estado. Como que sí. Pero surge una duda, a poco reuniendo y amalgamando a la intelectualidad sinaloense en torno suyo, podrá Galindo apuntalar su evidente y destapada precandidatura al gobierno de Sinaloa. No habrá perdido el ex embajador de México en Cuba, ex Cónsul de México en Chicago, ex diputado federal, y ex director federal del órgano de Atención a la Juventud en el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado, en su larga permanencia en el extranjero y el centro de la República, su toque con la política local. Y es que para el ADN político sinaloense, Heriberto Galindo no sólo es un político metropolizado sino francamente chilango. A poco cree que a bárbaros del norte como los sinaloenses, rebeldes hasta la médula y siempre desconfiados de las intenciones del centro, va a convencer patrocinando el enésimo libro de historia regional. Tal vez sea hora de que recuerde que desde el norte de Nayarit para arriba, empiezan las carnes asadas y se acaba no el pensamiento, sino la indefinición, la estéril elucubración y las sofisticaciones políticas. En Sinaloa, tierra del realismo, se es o no se es. Claro, a menos que quiera permanecer en su actual situación, como un chilango incomprendido más.

 

Mala leche

Por considerar que no encuentra nada positivo en ello, que no está en la agenda ciudadana, que no ayuda en nada, y porque no ve una razón para ello, el Senador Aarón Irízar López no sólo se opone a la publicación de una nueva edición del libro “Punto de quiebre. Sinaloa 2010”, sino que declinó la invitación al evento de presentación bajo el argumento que iba a “estar fuera”. Si en el momento de la primera publicación, su ataque directo, mordaz, que digo mordaz, a la merita yugular de su compadre Jesús Vizcarra Calderón le sirvió para desmarcarse interesadamente del ex candidato bajo la evidente lógica del pleito ratero; hoy, son precisamente sus mismas palabras las que le estorban el camino en su búsqueda de la nominación priista por la gubernatura de Sinaloa. Repetimos la pregunta aunque ya sepamos la respuesta, qué hacía Aarón mientras la Alianza por El Cambio obtenía en Los Mochis una cuarta parte de sus votos totales, representando la población de dicho municipio apenas el quince por ciento de la población en Sinaloa. Sí es cierto que los columnistas en ocasiones podemos mentir o hasta equivocarnos, pero los números, esos sí que nomás no.

 

La del estribo

Le externamos nuestras felicitaciones al Dr. Ambrosio Mojardín Heráldez quien fue galardonado el pasado jueves 30 de octubre con el Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013. Doctor en Psicología Educativa por la Universidad de Arizona, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, profesor e investigador de tiempo completo y fundador del Laboratorio sobre Memoria y Aprendizaje de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa, acreedor del Premio Científicos Mexicanos de Impacto Mundial 2012 otorgado por el Consorcio de Universidades Mexicanas, y un largo etcétera de reconocimientos por su labor docente y científica. Desde aquí le envío un fuerte abrazo doctor. En hora buena.

 

Twitter:  @jramonguzman

 


Publicado el Lunes, 03 Noviembre 2014 00:00
Visitas: 782