fuentesfidedignas.com.mx

Miércoles 03 Marzo 2021 21:02 hrs

POLÍTICA PÚBLICA 

José Ramón Guzmán Serrano

Elefantes blancos

00:00 - 17 Noviembre 2014

POLÍTICA PÚBLICA 

 

 

 

“La economía es riqueza como el derroche, pobreza.”

Anónimo

 

La expresión “elefante blanco” tiene origen en una historia que narra cómo un antiguo rey del territorio donde hoy se asienta Tailandia, acostumbraba lidiar con sus enemigos: esto es, regalándoles un elefante blanco o albino. Y es que al ser tales animales considerados como sagrados y que su manutención exigía cuidados y alimentos especiales, tenerlos representaba costos tan altos que sus poseedores terminaban eventualmente en la completa ruina. En la cultura política mexicana este término es utilizado para designar principalmente a obras de infraestructura que carecen de utilidad efectiva para la ciudadanía, o bien que al haber quedado inconclusas, son total y absolutamente inservibles. Sin embargo, como lo señala Julio Franco Corzo (2013) en su obra “Diseño de políticas públicas. Una guía práctica para transformar ideas en acciones”, la expresión no se limita a la obra física, sino que se extiende a todos los actos de autoridad donde gobiernos destinan recursos tanto financieros como humanos en desarrollar obras de infraestructura, programas, leyes, políticas, o proyectos, que no se traducen en un beneficio para sus ciudadanos.

 

Así, podemos encontrar entre la casta de los pálidos paquidermos, no sólo a los inútiles cascos de prisiones construidas pero nunca inauguradas, a los parques industriales olvidados, o a los enormes hospitales que ni atienden ni alivian, sino también a: 1) planes de desarrollo grandilocuentes que terminan ahogados en sus mismos mares de palabrería oficial;2) programas “electoreros” que terminan incluso operando en contra de los mismos impulsores; 3) proyectos de “fantasía” que no se asientan en diagnósticos o al menos sobre estudios más o menos serios sobre los problemas que plantean resolver, sino en el mero capricho o la simple ocurrencia; 4) leyes improvisadas por legisladores trasnochados que prometen resolver problemas muchas veces fuera de su competencia y alcance; y, 5) políticas tipo tramoya donde los funcionarios personifican ensayados papeles, en base a los mismos libretos y que pese a que siempre tienen el mismo desenlace, el público incomprensiblemente espera con emoción un final distinto y feliz.

 

Por último, hay que considerar que al igual que tras los regalos del perverso rey oriental que se divertía arruinando a sus súbditos inconformes o que se oponían a sus deseos, tras los modernos “elefantes blancos” se esconde una coartada. Ellos son la expresión de la capacidad o la incapacidad de nuestros gobernantes para ofrecer soluciones a los problemas que enfrentamos cotidianamente: inseguridad, contaminación, desigualdad, pobreza, estancamiento económico. Pero también son expresión de la capacidad o incapacidad ciudadana de aprender de los intentos fallidos de los gobiernos por ellos electos para darles una solución. Y es que, hay tanto que aprender del fracaso, quién lo puede saber, tal vez en su seno hasta podamos encontrar la semilla del éxito.

 

Mala leche

Al parecer los únicos resultados logrados a la fecha por la Cruzada por la Unidad del PAN encabezada en Sinaloa por el ex asesor de campaña de Mario López Valdez, Roberto Cruz Castro, es un incremento significativo de los niveles de violencia verbal y hasta emocional entre los miembros de Acción Nacional en el estado. Al desaire de Edgardo Burgos y de la mayoría de los titulares de los Comités Municipales a asistir a un evento que aglutinó a más de 700 panistas en un hotel de la ciudad, se suman ahora nuevas andanadas de descalificaciones entre Alejandro Higuera y Cruz Castro. Entre las invectivas emprendidas se destacan los señalamientos de que el ex alcalde de Mazatlán, quien es calificado por no pocos como el más priista entre los panistas en la entidad, es un “empleado del gobernador”, mientras que el ex secretario estatal de Desarrollo Económico fue acusado de ser un personaje acomodaticio e interesado, que le “falta engrudo” y “horas de vuelo”, así como que pretende “vender espejitos” en su partido. ¡Ternuritas!

 

La del estribo

Tras las declaraciones de Gerardo Vargas Landeros, relativas a la decisión de reubicar a gran parte de los integrantes de las corporaciones de seguridad que no aprobaron los exámenes de control de confianza, la tranquilidad se impone gradualmente en las familias de estos elementos. Entre las soluciones planteadas por el Secretario General de Gobierno se encuentran la asignación de puestos de vigilancia y tareas administrativas previa la acreditación del perfil necesario, la jubilación en su caso, la liquidación con todas las prestaciones de ley, así como la conformación de una mesa de trabajo integrada por organismos de la sociedad civil, autoridades en materia de procuración de justicia y seguridad pública, que dé seguimiento a dicha problemática.

 

Twitter:  @jramonguzman

 


Publicado el Lunes, 17 Noviembre 2014 00:00
Visitas: 544