fuentesfidedignas.com.mx

Miércoles 03 Marzo 2021 20:28 hrs

POLÍTICA PÚBLICA 

José Ramón Guzmán Serrano

Una profesión de pillos

00:00 - 01 Diciembre 2014

POLÍTICA PÚBLICA 

 

 

 

 

“La mentira es una forma de talento”.

Emile Cioran

 

Muy poca atención se ha puesto al hecho de la capacidad de la política como profesión para atraer a personalidades mesiánicas que buscan posiciones dentro del poder público con fines enteramente ególatras. La situación resulta más preocupante aún si consideramos que a mayor nivel de talento político del sujeto, existen mayores posibilidades del daño que éste puede infligir a los grupos bajo su dominio. Antes del surgimiento de las formas modernas de Estado, los demagogos se ocupaban en lo más cercano a la política que un mundo pre-industrial podía ofrecer: la predicación itinerante. Ellos arengaban a las multitudes, y como muchos políticos de hoy, con toda elocuencia prometían una vida mejor a todos aquellos que se decidieran a seguirlos. Hoy al igual que antes, los pobres constituían, por más que obvias razones, los principales blancos de estos charlatanes. El historiador británico Norman Cohn recuenta en su obra The pursuit of the millennium las carreras de estos carismáticos personajes, donde es fácil identificar las fuertes similitudes de personalidad entre los pillos antiguos y los modernos. Veamos.

 

De acuerdo a Cohn, el Líder como los antiguos faraones, reyes o emperadores, cuenta con los atributos de un padre ideal, es perfectamente sabio, perfectamente justo, y se encuentra ahí principalmente para proteger al débil del poderoso; pero asume a su vez otra tarea, la de transformar al mundo, la de convertirse en el Mesías que establecerá el reino del cielo en la tierra, identificándose, con todo lo trastornado que a usted le pueda parecer, con los atributos de una deidad: colosal, sobrehumana y omnipotente. Y así, investido con tales poderes sobrenaturales, resulta inevitable el que sus fuerzas y ejércitos triunfen sobre sus enemigos, que su sola presencia baste para elevar mágicamente la producción de los campos y mares, y que su reinado se erija en una edad de armonía social y progreso material. Por supuesto que esta imagen es construida a base de fantasía pura, ya que no guarda relación alguna con las capacidades que algún ser humano ha logrado o pueda en algún futuro tener.

 

Registros contemporáneos sobre el tipo de líderes comentado, señalan que éstos poseían gran don de mando, elocuencia, pero principalmente un magnetismo personal que los volvía irresistibles a las masas. Y que si bien algunos de ellos eran perfectamente conscientes de ser unos impostores, la mayoría de ellos en realidad llegaban a creer su propia mentira de ser la encarnación de algún dios, terminando presos de la necesidad de ser tribuna de los pobres y de recibir culto en su carácter de suprema deidad. Pero más allá de las similitudes apuntadas entre estos personajes, en los modernos y los antiguos tiempos, se destaca una diferencia fundamental, que mientras en la antigüedad dichos personajes eran llevados al cadalso y ejecutados por herejes y charlatanes, hoy, en los albores del siglo XXI gozan de la oportunidad legítima de hacerse con el poder de los Estados. Imagínese usted. Tomado de Dale Davidson y Rees Mogg (1999) The sovereign individual.

 

Mala leche

Es comprensible que siendo Heriberto Galindo politólogo y no abogado, no haya advertido la posibilidad de una lectura más profunda a sus declaraciones en relación a las acusaciones de que se encuentra promoviendo su imagen política a través de su fundación. Luego de la advertencia del Partido del Trabajo de que se encuentran preparando “una serie de denuncias” en contra del legislador defeño-sinaloense, Galindo señaló que éstas no prosperarán, y que sus abogados “han cuidado el respeto a la ley”. Nos preguntamos ¿Qué tipo de asociaciones civiles son constituidas con tal cuidado, como para involucrar a equipos de abogados? ¿De dónde proviene la seguridad de Heriberto Galindo de que la autoridad electoral actuará exactamente en el sentido que señala? Sus declaraciones lejos de abonar a la idea de que la fundación “Para mover y transformar a Sinaloa”, tiene como generoso propósito el “hacer el bien a los que menos tienen”, apunta a otro diametralmente opuesto. Salvo su mejor opinión amable lector, lectora.

 

La del estribo

Con el fin de atender en la medida de nuestras fuerzas a las altas obligaciones derivadas del maratón Guadalupe-Reyes esta columna entra en receso necesario. No tenga usted cuidado, Dios mediante por acá nos estaremos viendo en un nuevo año. Con todo nuestro respeto y agradecimiento por su preferencia les deseamos una feliz Navidad y un muy próspero Año Nuevo.

 

Twitter:  @jramonguzman


Publicado el Lunes, 01 Diciembre 2014 00:00
Visitas: 620