fuentesfidedignas.com.mx

Lunes 14 Junio 2021 15:11 hrs

Humanos que frustran a sus gatos

Sin Embargo | 00:00 - 11 Noviembre 2014

Los gatos pueden percibir a los humanos muchas veces como grandes primates agresivos.

 

Los dueños de gatos no comprenden a sus felinos, no saben lo que quieren y mucho menos lo que piensan.

 

El veterinario Tony Buffington explicó a la revista Wired que puede existir la posibilidad de una agradable convivencia entre los dueños y sus mascotas para que ambos estén satisfechos y ninguno se sienta frustrado por no entenderse.

 

El error de los humanos reside en que están acostumbrados a sus habilidades de socializar y a la percepción que se tiene de los perros, otros seres bastante amigables que logran intuir con mayor facilidad los comportamientos de sus dueños.

 

Aunque es cierto que los gatos suelen ignorar a los humanos, esto se debe principalmente a que ellos no saben cómo conectarse con ellos en ese aspecto.

 

De acuerdo al Doctor Buffington, los gatos evolucionaron como cazadores solitarios y tienen poca noción para leer las señales sociales, por lo que muchas veces los regaños o gritos les resultan inútiles al no tener una habilidad cognitiva para comprender por qué es regañado.

 

El experto en comportamiento de felinos explicó que para los gatos, un regaño es una agresión caótica y los humanos son enormes primates que los atacan sin razón, por lo que se convierten en objetos de miedo.

 

Cuando tienen comportamientos naturales y los humanos los interrumpen o los regañan, es cuando los gatos se frustran y se estresan. “Los gatos se enferman cuando quieren expresar su comportamiento normal y no pueden”, dijo el veterinario.

 

Una forma de no reprimir que esté rascando los objetos, es cubrir con cinta los muebles donde siempre lo hace y mostrarle el rascador especial para el felino. Cuando el gato note que rascar el sillón o mueble no es tan divertido como hacerlo en un lugar donde desempeña la actividad de mejor forma, el dueño deberá recompensarlo con un premio o muestras de cariño.

 

Felinos sensibles

 

Los gatos tienen mejor desarrollados sus sentidos que los humanos, por lo que el sonido de un refrigerador o algún aparato que emita ruidos para ellos es como escuchar a un gran monstruo que gruñe estruendosamente.

 

En este aspecto, los gatos buscan estar en lugares silenciosos y tranquilos donde puedan comer o defecar sin estresarse o sentirse amenazado.

 

De igual forma, gustan de escalar y observar desde lugares donde puedan sentirse en paz como libreros o una torre para gatos.

 

A veces a ellos no les gusta ser acariciados constantemente en todas las partes de su cuerpo, pero cuando un gato se frota contra su dueño, es una forma de expresar que ahí quiere ser acariciado.

 

En general, el veterinario Buffington sugiere dejar que sea el felino quien se acerque a las personas y dejar la zona donde está su estómago sin acariciar, pues es la parte más vulnerable de todo su cuerpo; si un gato se voltea y enseña su panza, no es porque quiera que lo acaricien ahí: es una forma de demostrar que está en confianza.

 

Algunos gatos no necesitan convivir con personas u otros animales como lo hacen los humanos o los perros.

 

Es una percepción errónea que se tiene, pero en la vida salvaje, los gatos cazan solos y no comparten. Otros gatos ni siquiera son amistosos cuando se encuentran cerca de otros, sino que representan competencia.

 

Los felinos sí se preocupan por sus dueños, no son indiferentes en lo absoluto como se percibe muchas veces; lo único que quieren es convivir en armonía, comer, ser acariciados y jugar.

 

Por ello, si son abandonados durante gran parte del día, el doctor recomienda llamarlo a la puerta, antes de salir, acariciarlo de forma de despedida y a la hora de regresar a casa también se puede hacer esta especie de ritual para evitar que no se estresen por la separación.

 


Publicado el Martes, 11 Noviembre 2014 00:00
Visitas: 286