fuentesfidedignas.com.mx

Martes 25 Enero 2022 22:41 hrs

TECNOVIDA

Román Ochoa

El Tiempo Está de Mi Lado

01:30 - 21 Agosto 2013

TECNOVIDA

 

Román Ochoa

 

 

 

 

Hace unos días un usuario de Twitter escribió que se sentía desnudo si salía de su casa sin su reloj. Increíble como se acostumbra uno a ciertas cosas. Existen varios que predicen el desuso del reloj de pulsera, ya que la mayoría tienen celular y lo usan para ver la hora. Curioso el hecho que el reloj es mucho más que una máquina que dice la hora.

 

Alrededor del año 1900, los relojes de pulsera no eran muy populares. En las siguientes dos décadas fue cuando las mujeres empezaron a usarlos y los hombres los consideraban afeminados. Durante la Primera Guerra Mundial, los soldados se dieron cuenta de lo impráctico que eran los relojes de bolsillo y decidieron amarrárselos a la muñeca con una cinta de piel. Muchos regresaron de la guerra con la costumbre de usar el reloj en la muñeca.

 

Los relojes más comunes se pueden clasificar según su movimiento: mecánico, automático y electrónico. Los relojes mecánicos son menos precisos, más costosos y son sensibles al cambio de temperatura y al magnetismo. Es el trabajo artesanal requerido para crear uno de estos relojes, el que atrae a los compradores.

 

Los relojes automáticos son los que se dan cuerda con el movimiento normal de la persona. Estos relojes tienen las mismas desventajas de los mecánicos. Los relojes electrónicos o mejor conocidos como de cuarzo, son mucho más exactos, requieren menos mantenimiento que los mecánicos y son los más populares.

 

Al principio todos los relojes eran análogos, es decir, se descifra la hora según la posición de las manecillas en la carátula. Fue en los setenta cuando se introdujo el reloj digital, y hasta los ochenta cuando se volvió increíblemente popular. Mucho más práctico y fácil descifrar la hora que en un reloj análogo.

 

Todos los relojes marcan la hora, para eso se inventaron; algunos también marcan la fecha, pero hay relojes que hacen mucho más que eso. En la jerga de los relojes, se le llama “complicación” a las funciones extras: cronógrafo, fases de la Luna, calendario, etc. Cuando se abarataron los componentes electrónicos empezamos a ver relojes con calculadoras, agenda, altímetros, barómetros, etc.

 

Entre los geeks y hipsters volvió a estar de moda ese reloj calculadora/agenda/alarma de Casio. Para quienes tiene edad suficiente, tal vez recuerden lo popular que fueron estos relojes en los ochenta. Traer uno en la muñeca era gritar a todos los vientos lo nerd que eras y que estabas atento a los avances tecnológicos.

 

Cuando los celulares empezaron a tener las capacidades de reloj (agenda y alarma) muchas personas dejaron de usarlo. ¿Para qué usar reloj si el celular que siempre traes en el bolsillo tiene la misma función? Entre más dependientes nos hemos hecho de los celulares, menor es la necesidad de cargar con un reloj. Pero hay personas que le ven el mismo inconveniente al celular que al reloj de bolsillo. Para estar al pendiente de los mensajes, llamadas, redes sociales, etc., tenemos que sacar el celular de la bolsa; la propuesta: el reloj inteligente.

 

La función de los relojes inteligentes es ver los mensajes de texto, quién le llama, revisar las redes sociales, calendario, alarma, agenda o cualquier otra notificación de su celular en el reloj sin necesidad de sacar y encender el celular.

Los relojes inteligentes tienen años en desarrollo, pero fue en este año que en verdad han despegado. El primero en tener éxito fue el Pebble; cuenta con una pantalla de 1.26 pulgadas, se sincroniza a su smartphone (iPhone o Android) vía Bluetooth y se puede usar con aplicaciones en el mismo reloj y con las notificaciones de su celular.

 

Sony, Samsung, Apple, Google y otras empresas han dado señales de que le entrarán a la competencia. Algunos relojes saldrán al mercado este año, lo más probable en septiembre. Estos relojes tendrán procesador, GPS, memoria RAM, cámara, entre otras herramientas. Échele un vistazo al Crossbowde Hyetis que cuenta con una cámara de 41 megapixeles. Ahora sí, que se cuiden los espías.

¿Qué tan adictos somos a nuestros celulares que no podemos perder tiempo en sacarlos de la bolsa? Para todo hay gente y no hay duda que los relojes inteligentes tendrán su mercado. Lo más probable es que no alcancen el mismo éxito que el reloj calculadora de Casio o los Swatch en los ochenta, pero serán populares.

 

Mientras sean androides o manzanas, los relojes tradicionales están aquí para quedarse. Aunque ya no sean tan necesarios para saber la hora, siempre han tenido otras funciones; son accesorios de la vestimenta, joyas, símbolo de estatus, obras de arte y hasta mera costumbre.

 

 

Recomendación de hoy:

Para quienes usan Android: La mejor app para escuchar música almacenada en su celular es sin duda Poweramp. Cuenta con una excelente calidad de sonido y una interface muy fácil de usar. Vale la pena el precio.

 

Para quienes usan BlackBerrry: Compren un iPhone o un Android.

 

Si gustan más información dejen un comentario o un tuitazo a @RomanOchoa.


Publicado el Miércoles, 21 Agosto 2013 01:30
Visitas: 502