fuentesfidedignas.com.mx

Martes 25 Enero 2022 22:10 hrs

TECNOVIDA

Román Ochoa

Hemingway Delira

01:30 - 28 Agosto 2013

TECNOVIDA

 

Román Ochoa

 

 

 

Mucho hemos platicado sobre cómo la tecnología paulatinamente reemplaza al papel. Lo comentamos cuando tratamos el tema de las redes sociales y el de las escuelas que usan tabletas en lugar de libros. Esta vez escribiremos de cómo funcionan los libros electrónicos (e-books) y cómo podemos aprovecharlos.


Originalmente la definición de un e-book era: “la versión electrónica de un libro impreso”. Esta definición nació cuando se comenzaron a digitalizar los libros; usualmente vía un escáner. El escanear un libro tiene sus problemas; este proceso consiste en tomarle una fotografía a cada página hasta terminar con un montón de imágenes que son difícil de manipular. Después se desarrolló un software capaz de escanear algo escrito y convertirlo en un archivo de texto, esto facilitó la creación de otro software para manipular fácilmente esos archivos.


Desde que se popularizó el uso de las computadoras y los procesadores de texto, los problemas de digitalizar los libros se terminaron junto con las máquinas de escribir. La gran mayoría de las personas que se dedican a la escritura lo hacen en una computadora. De esta forma, se cuenta con un archivo digital desde el principio.


La preocupación más grande de las editoriales sobre la distribución de los e-books siempre ha sido la piratería. Para tratar de combatirla se han creado varios candados para dificultar la lectura de algún libro obtenido de forma ilegal. Esta lucha ocasionó la creación de diferentes formatos; es decir, los archivos vienen codificados de una forma que solo un programa específico lo puede leer. Varias empresas han diseñado formatos y programas tratando de controlar el mercado, causando una fragmentación en las versiones de los e-books.


Afortunadamente hay un movimiento para unificar la distribución de los e-books que ha disminuido la fragmentación y ayuda a crear software que lee diferentes formatos. Uno de los formatos más populares es el PDF. Su popularidad se debe a que no solo se usa para distribuir e-books, sino también para compartir diferentes documentos.


Con la finalidad de distribuir a las masas los libros de dominio público, se creó el formato ePub. Este es un formato libre para que cualquier persona pueda usarlo. Es fácil encontrar en este formato libros de dominio público como el de Alicia en el País de las Maravillas.


Como podemos darnos cuenta, para leer e-books se requiere de dos elementos: el archivo del libro y un programa que lo pueda leer. Ya que existen demasiadas plataformas (Windows, MacOS, iOS, Android, Linux, etc.) no podemos incluirlas a todas, usaremos como ejemplo el sistema operativo Windows para explicar cómo usar los e-books. El procedimiento es muy similar en los demás sistemas.


Existen muchas tiendas en línea para rentar y comprar libros, una de las más populares es Amazon. Esta es una de esas empresas que usa su propio formato para distribuir los libros y tiene su propio software para leerlos, simplificando las cosas para el usuario. El proceso es sencillo: abre su cuenta en Amazon, proporciona una tarjeta bancaria, instala el software, compra el libro que desee, descarga el archivo y listo.


Para leer libros gratis el proceso es diferente. Empecemos con los archivos. A parte de las tiendas en línea, puede encontrar otros portales para descargar libros. Buscando con Google de seguro encontrará sitios como ePubgratis, Librosmagnet y otros muchos más. Después de encontrar el libro que desee es necesario ponerle atención al formato. Usualmente en las páginas incluyen una reseña del libro que incluye detalles del formato; si no es el caso, puede saberlo con la extensión del archivo. La extensión son las letras que vienen después del punto en el nombre del archivo, por ejemplo: “nombredelarchivo.docx” para un archivo de Word, “nombredelarchivo.pdf” para el formato de Adobe o “nombredelarchivo.epub” en el caso de un libro en formato público.


El siguiente elemento es el software que usará para leer libro. También usando Google, puede encontrar muchísimos lectores de libros electrónicos (e-book readers). Los hay de todos los colores y sabores; algunos se venden, otros son gratuitos. Muchos readers tratan de imitar la experiencia de leer un libro impreso, usualmente incluyen gráficos que simulan el darle la vuelta a una hoja, otros son tan sencillos como leer en Word. Cual sea el reader que adquiera, asegúrese de que sea compatible con el formato de los archivos que tiene. Es costumbre que se incluya en las especificaciones del software los formatos que puede leer.


La recomendación es el programa Calibre. Es uno de los mejores readers en existencia. Es un software gratuito que compite hasta con los mejores readers de paga y está disponible para varias plataformas. Calibre es compatible con cualquier formato de e-book y su lista de habilidades es robusta. Con el programa puede organizar su biblioteca digital, convertir los formatos de los archivos, cargar archivos de su computadora a dispositivos móviles, necesitaríamos dedicarle la columna entera para hablar de todas sus virtudes. La única desventaja de este reader es que hace tantas cosas, que puede ser un poco difícil de aprender a usar. Ya que se acostumbre a utilizarlo, de seguro le servirá de mucho.


Puede parecer un poco complicado hacer el salto de libros impresos a los e-books, pero en realidad es bastante sencillo. Como todo en la vida, se tiene que invertir un poco tiempo para aprender algo nuevo. Si es un lector consuetudinario, es probable que no encuentre todos los libros, revistas, ensayos, etc., en versión digital y tenga que leerlos impresos. Tomemos en cuenta que empezar a leer en la computadora, celular o tableta no implica que abandone los libros impresos; lo más difícil de todo es quitarse la costumbre.

 

 

Si gustan más información dejen un comentario o un tuitazo a @RomanOchoa.
 

 

Publicado el Miércoles, 28 Agosto 2013 01:30
Visitas: 1082