fuentesfidedignas.com.mx

Miércoles 08 Diciembre 2021 20:28 hrs

TECNOVIDA

Román Ochoa

Productividad

00:00 - 29 Enero 2014

TECNOVIDA

Román Ochoa

 

 

El usar su smartphone antes de dormir puede repercutir en su desempeño laboral. Es lo que afirma el Dr. Russell Johnson, profesor de la Universidad del Estado de Michigan en Estados Unidos. Aunque los celulares se han convertido en unas oficinas móviles, según Johnson, también tienen sus efectos negativos, especialmente en el trabajo.

 

Russell Johnson y compañía estudiaron el comportamiento de personas que usan su celular para realizar actividades laborales después de las 9 p.m. Estas personas se sentían cansadas y con menos ánimo de trabar al día siguiente. La causa no es necesariamente porque duermen menos horas que las personas que no usan su celular antes de dormir, sino porque se mantienen mentalmente activos y enganchados hasta altas horas de la noche, dificultando separarse del trabajo para permitirles relajarse y dormir. "Los teléfonos inteligentes son casi perfectamente diseñados para interrumpir el sueño", afirma el profesor.

 

En el primer estudio, 82 personas con puestos de mandos medios y altos contestaron un cuestionario a diario durante dos semanas. En el segundo estudio se encuestó diariamente a 161 empleados de diferentes ocupaciones: enfermería, contabilidad, odontología, etc. Los resultados de ambos estudios arrojaron que las personas que usaban su celular después de las 9 p.m., aunque sea por unos minutos,  dormían menos horas y se sentían más cansados el día siguiente.

 

También se comparó el uso del smartphone a los efectos que causa el ver la televisión, usar laptops y tabletas antes de dormir; curiosamente el uso del celular resultó tener efectos negativos más notorios. Los investigadores atribuyen este resultado a que los celulares emiten luz azul, que al parecer, es el color más perjudicial de todo el espectro.

 

En estos días, los celulares inteligentes son una herramienta valiosa y casi indispensable para algunas personas; al respecto Johnson comenta: “Puede ser una espada de doble filo… El uso nocturno de los smartphones parece tener efectos sicológicos y fisiológicos en la capacidad de las personas para conciliar el sueño y en las funciones de recuperación esenciales del sueño”.

 

Los estudios realizados no contemplan a las personas que usan los celulares por las noches para revisar las redes sociales, el chat o uno que otro juego de video (por no decir: Facebook, WhatsApp y Candy Crush); tomando en cuenta que una de las causas de los efectos negativos es la luz azul que emite la pantalla, es prudente ponderarlo.

 

La solución que propone el Dr. Russell Johnson es “apagar el smartphone por las noches”. No estoy seguro si ese último comentario del profesor fue sarcasmo, pero no creo que esté muy equivocado. 

 

“Por mí que reviente el planeta en confeti esta noche” – Luis Eduardo Aute   

 

Si gustan más información dejen un comentario o un tuitazo a @RomanOchoa.

 


Publicado el Miércoles, 29 Enero 2014 00:00
Visitas: 632