fuentesfidedignas.com.mx

Martes 25 Enero 2022 22:08 hrs

Román Ochoa

TECNOLOGÍA Y SOCIEDAD

02:11 - 10 Abril 2013

 

Román  Ochoa

 

Hace aproximadamente seis años participé en una conversación sobre el fenómeno de las revistas y periódicos en Internet. La opinión más común, casualmente por las personas de más edad, fue que era una moda, algo pasajero. Decían que el Internet era una herramienta muy útil pero que nunca reemplazaría la radio, la televisión y el papel. Mientras lee estas palabras, el chiste se cuenta solo. 

 

Tomemos como ejemplo Twitter. El 21 de marzo del 2006 Jack Dorsey mandó su primer tuit: “just setting up my twttr”. Lo más probable que Dorsey y sus compañeros nunca pensaron la magnitud que alcanzaría la red social. Ahora personas de todos los medios y profesiones cuentan su historia en 140 caracteres a la vez. 

 

En el principio la mecánica consistía en mandar un mensaje de texto (SMS) por medio del celular a un número predeterminado, destinado a un grupo de personas o seguidores. Los SMS tienen un límite de 160 caracteres, para dejar espacio para el nombre de usuario se estableció el tuit de 140 caracteres. La intención original era que un solo SMS le llegara a varias personas, más eficiente que mandar el mismo mensaje varias veces. En esos años fue el boom de la comunicación por medio de mensajes de texto (otra historia).

 

La popularidad de Twitter estaba sujeta a los acuerdos que se hacían con los proveedores de telefonía celular, ya que sin su permiso no se podía tener acceso. Es por esa razón que el servicio no estaba disponible en muchos países. Conforme la tecnología fue avanzando también lo hizo el acceso al Internet.

 

Los smartphones (celulares inteligentes) en esos días eran escasos y costosos, más si contabas con servicio de Internet.  Nada detiene el avance de la tecnología, es más, la vida en la cima de estos gadgets es de meses. El interés o necesidad de poseer un smartphone con Internet creció exponencialmente y forzó a una revolución a marcha forzada para abastecer el mercado. Del Treo 700p al Iphone 5 en ocho años. Abaratando los precios del equipo y el servicio de telefonía. Algo similar pasó con las computadoras de escritorio, computadoras portátiles, y más reciente, con las tabletas y con las líneas de Internet terrestres. Desde el 2000 al 2012 el acceso a Internet en el mundo creció un 566%., alcanzando unos siete mil millones de usuarios. 

 

Apoyado por el crecimiento del acceso al Internet y los avances tecnológicos Twitter pasó en el 2007 de 400 mil tuits cada cuatro meses a 175 millones al día en 2012. De los 500 mil millones 250 mil usuarios activos, la mitad tuitea desde su celular. México es el quinto país con más usuarios activos, 11.7 millones. No se puede negar su importancia e influencia. 

 

Twitter se ha utilizado de varias formas. De las que más llama la atención son las “Twitter Revolutions”: incluye la revolución en Egipto del 2011, las protestas en Túnez 2010 - 2011 y las protestas de las elecciones iraníes 2009 - 2010. Tanto fue el impacto que los gobiernos de Egipto e Irán bloquearon su acceso. Sirvió como una forma de organizarse en tiempo real. 

 

También ha funcionado como una forma de comunicar noticias y alertas de emergencia a las masas en tiempo real. Evitando la necesidad de esperar el noticiero o el periódico del día siguiente. Habilitando a usuarios como reporteros improvisados. Varias de las noticias se conocen primero en Twitter que en cualquier otro medio. 

 

Los jefes de estado de 125 países y otros 139 líderes políticos tienen cuentas de Twitter. Entre ellos amasan 52 millones de seguidores. Se ha usado en repetidas ocasiones para campañas políticas, como la de Barack Obama en el 2008 y 2012, consecuentemente su cuenta ocupa el quinto lugar con más seguidores en todo Twitter.

 

Existe otro lado de la red social y es el más grande. La mayoría de los tuits son sobre banalidades. Para una gran cantidad de los usuarios Twitter es sólo una red social, es decir, es una forma de comunicarse con otras personas que comparten intereses. Prueba de ello tenemos que de las 10 cuentas con más seguidores ocho son de “artistas” (las comillas son sólo mi opinión), una es de YouTube y la otra ya la mencionamos. 

 

Tomar Twitter, o cualquier otra red social, como fuente de información tiene sus riesgos. Es común que rumores infundados se propaguen como fuego. De vez en cuando se inventa la muerte de alguna celebridad, un ataque terrorista o balacera entre delincuentes. Otro problema son las cuentas falsas que se usan para propaganda política y para inflar el número de seguidores de algún usuario. También existen muchos trolls, personas que sólo se dedican a burlarse de otros usuarios haciéndole ver sus errores o difamándolos. 

 

Afortunadamente el usuario tiene el poder de decidir a quién sigue y quién lo sigue. No le gusta leer a alguien, no siga su cuenta. No quiere que alguien lo lea, bloquee su cuenta. También tiene que usar su discreción al decidir qué creer y a quién. 

 

Que el Internet reemplace la radio, la televisión y el papel, está por verse. Mientras tanto la revista Newsweek y otras han dejado atrás el papel y sólo se pueden leer en línea. The Post dejó de imprimir su Edición Semanal Nacional. Cada vez más personas dejan de ver la televisión abierta y disfrutan sus programas en servicios en línea como Hulu y Netflix. 

 

Este artículo se escribió en una tableta con información recopilada de Internet y se publica en un periódico virtual.

 


Publicado el Miércoles, 10 Abril 2013 02:11
Visitas: 5810