fuentesfidedignas.com.mx

Martes 25 Enero 2022 21:55 hrs

LA MANGA

Sandra Ochoa

Don Gato y su pandilla

01:39 - 29 Mayo 2013

LA MANGA

 

Sandra Ochoa

 

 

 

Para joelito y el antipriista que todos llevamos dentro

El algoritmo utilizado para el cálculo de proyectos relacionados con los tiempos y los plazos de planificación, busca el control y la optimización de los costos mediante la planificación adecuada de las actividades y componentes. La ruta crítica que Enrique Peña Nieto planteó para la construcción y consolidación del Pacto por México muestra actualmente retrasos, es decir, el proyecto tiene dificultades. 

Debido a la interdisciplinariedad necesaria para el desarrollo del conocimiento en un mundo que ha desplazado las especialidades desde principios del siglo XX, los conceptos que se originan en una materia suelen extrapolarse a otras tratando de explicar fenómenos interrelacionados o de similar complejidad.

Si hablamos de la subjetividad en el área de la física cuántica podríamos encontrar los mismos valores en el análisis y en la gestión política, en donde una mala o buena decisión y los imponderables externos o internos, van a destruir el éxito del proyecto en su conjunto.

El Pacto por México vive un momento crucial. La presidencia tendrá que tomar decisiones clave para su sobrevivencia de acuerdo al proyecto que se planteó en sus inicios. Para ello el Partido Institucional y su dirigencia, así como la sociedad en su conjunto a causa de las repercusiones que implica, deberán asumir los costos. 

La propuesta de Raymundo Riva Palacio en su colaboración del 29 de mayo es provocadora, consiste en el regreso a las políticas de concertación, principalmente con la oposición panista. En este caso, el ejemplo paradigmático es la gubernatura de Baja California. Como paradigmática es la referencia al gobierno de Carlos Salinas de Gortari, precisamente cuando negoció la misma gubernatura con el panismo con el fin de consolidar su reforma económica.

Si hablamos del fracaso o del éxito de una ruta crítica, hablamos esencialmente de costos. Durante 12 años fuera del poder presidencial, en especial los viejos cuadros priistas, reflexionaron sobre las causas de su derrota en el año 2000. Más pragmáticos que intelectuales, más en el hacer que en el pensar, construyeron nuevos andamios y reconstruyeron aquellos en buenas o medianas condiciones. Madero sobre madero, piedra sobre piedra para dejar en óptimas condiciones el camino que los llevaría a Los Pinos. Llegaron hasta el sacrificio en la comprensión de que había llegado la oportunidad para una nueva generación priista.

Cuáles fueron los costos de las concertaciones de hace casi 20 años que se llevaron a cabo durante el gobierno de Salinas de Gortari. Antes, habría que advertir que la provocadora propuesta de Riva Palacio no contextualiza las condiciones políticas de 1989 y las diferencias radicales que existen entre la reforma económica salinista y el Pacto por México. Un sólo ejemplo parece ser suficiente para indicar la diferencia, aunque existen muchos de considerable peso. Tampoco es momento de discutir en este limitado espacio la mayor necesidad para realizar la reforma económica o el Pacto por México. 

Mientras que las reforma económica salinista se llevó a cabo de una forma absolutamente vertical, el Pacto por México surge a partir de una serie de propuestas y demandas expresadas por años por todos los partidos y la sociedad en su conjunto. Con su debida oposición de parte de la minoría o la mayoría según se trate del tema incluido en el Pacto.

Los países con democracias avanzadas han descubierto que no siempre la mayoría tiene la razón o que las minorías están equivocadas. La ciencia política que permanece hasta hoy en el debate de qué tan científica es, tampoco puede explicarnos dichas contradicciones sociales. En los últimos años se ha descubierto que sociólogos y filósofos suelen ser más acertados.

Regresamos a los costos que tuvieron las concertaciones para el PRI y su militancia: Primero la militancia del partido se inconformó y terminó por dividirse. Si se señalan contextos diferentes entre el salinismo y la actual presidencia de parte del expresidente y la tecnocracia en el poder, otra de ellas sería la férrea voluntad de exterminar al PRI, tal como se había conocido al partido desde 1929. 

Los sueños de Salinas llegaron al extremo de suplantar al PRI por el partido Solidaridad, basado en sus programas sociales. Como se comprendió posteriormente, el cambio no iba más allá del nombre y consistía en la permanencia de clientelas bajo esquemas de mayor control y manipulación.

Por el contrario, el actual momento marca otra etapa en la historia del PRI. Es el mayor baluarte político del presidente Enrique Peña Nieto, aun cuando sus detractores son innumerables y poco proclives al reconocimiento de sus transformaciones, aciertos o el papel imprescindible que como partido le toca jugar en la recomposición del país. Si de costos por pagar se trata, sería un descomunal error golpear y dividir al partido y su militancia por mantener la permanencia del Pacto. Más aún cuando la sobrevivencia de las reformas peñanietistas pueden encontrar una tercera vía. Para resolver un problema primero hay que escapar de dos opciones únicas.

El panismo hace lo suyo, está en su derecho, como lo escribí este lunes, las concertaciones dieron inicio al despegue de su partido y lo encaminaron a la presidencia; mientras que la tecnocracia destruía el partido que los había llevado al poder y la autoestima y el espíritu de lucha de su militancia, que ante tanta incongruencia terminó en la orfandad y el desconcierto.

Habrá que volver la vista hacia Don Gato (Felipe Calderón) y su pandilla, profundizar en la historia del panismo y la doble personalidad de sus protagonistas. Como en el judo hay que utilizar la inercia del oponente en su contra, darle uso al escándalo mediático y la propia fuerza que desata. 

En los mismos términos metodológicos con que inicié este escrito, termino: es tiempo de que la presidencia busque y encuentre los tiempos de holgura para su proyecto.

Conversaciones en los Portales.

-¡Qué bárbara! Te deberían de dar las llaves del PRI.

- JJJJJJJJAAAAAAAjajajajajajajajJJJJa. 

 

Publicado el Miércoles, 29 Mayo 2013 01:39
Visitas: 5701