fuentesfidedignas.com.mx

Martes 25 Enero 2022 22:14 hrs

LA MANGA 

Sandra Ochoa

LA CIUDAD DEL CONOCIMIENTO.

01:31 - 31 Mayo 2013

LA MANGA 

 

Sandra Ochoa 

 

 

 

No me gusta el nombre de la Ciudad Educadora del Saber, pero sí el de la Ciudad del Conocimiento. La noticia me sorprendió porque no tenía antecedentes del proyecto. Todas las referencias en Internet y los diarios impresos se ubican entre el 29 y el 30 de mayo.

Sin embargo, si la equivocación es mía, la acepto y pido disculpas de antemano. Supongo que el error me pertenece porque no es posible conocer repentinamente un proyecto de tal impacto social que a la fecha, como dice la nota periodística, registra avances importantes. 

Soy obsesiva, razón por la que antes de iniciar este tercer párrafo me comuniqué a la Dirección de Comunicación de Gobierno en donde Ana Medina, amablemente respondió a mis preguntas. Me dijo que sí existen antecedentes de la noticia y que el 1 de noviembre de 2012 el gobernador dio el banderazo de inicio de la construcción de dicho circuito y el proyecto lleva por nombre, La Ciudad del Conocimiento.

Chin... Y yo que pensaba estar inventando el hilo negro. 

Ahora me pregunto: Por qué una noticia como esa no se procesó con la estrategia de comunicación que merecía. Es como si los periódicos no llevaran en primera plana la noticia de que llovió en un lugar en donde no ha caído una gota de agua en muchos años. Similar a que Isabel no conociera la noticia de que había dejado de llover en Macondo. (Monólogo de Isabel Viendo Llover en Macondo, libro de Gabriel García Márquez, escrito en 1955, 12 años antes de que escribiera Cien Años de Soledad.)

Las notas en el periodismo sinaloense,  salvo raras excepciones, se redactan a partir de escuetos boletines, a esto se agrega  el economicismo atroz de los reporteros. Es común que la nota lleve una información incompleta, sin contexto, a veces sin el menor sentido en relación con lo que se pretende comunicar. El lector termina por quedar colgado de la lámpara preguntándose: ¿que qué dijo? En el peor de los casos, ni siquiera puede valorar la importancia de la noticia. Los egresados o no de las escuelas de comunicación olvidaron la regla de oro del trabajo informativo: Cómo, cuándo, dónde y por qué.

La información más completa la vamos a encontrar en la columna, el artículo, el reportaje y otros géneros periodísticos. Por desgracia los periódicos están cruzados por intereses y los analistas y columnistas tienen sus prioridades. Por decirlo de alguna manera.

Un gobierno, en teoría, no puede mandar línea a los periódicos o periodistas, pero sí puede establecer su estrategia de comunicación política y la difusión de su agenda, estableciendo prioridades con la finalidad de mejorar su imagen o vincularse con la demanda y los deseos de sus gobernados. En este caso no veo otra forma para vincularse o encontrar proyectos comunes y el consenso necesario, dada la poca participación social que admiten o son capaces de convocar.

Al primer problema, el del periodismo, vamos a sumar uno más: Uno suele pensar que el jefe de prensa de gobierno es un soberano idiota, en general, que todo su equipo no merece cobrar cada quincena y que si cierran la Dirección de Comunicación y despiden a todos los del equipo, no pasa nada.

Realmente puede que no pase nada. Pero lo anterior no explica  por qué el gobierno tiene una Dirección de Comunicación y la comunicación política se controla desde otras áreas. Secretarías o direcciones que probablemente estén bien informadas en cuanto a las actividades  políticas no garantizan el buen manejo de la agenda relacionada con las políticas públicas, la imagen de gobierno, la del gobernador o la secretaría en turno interesada en difundir y capitalizar sus iniciativas. 

Sin buscarlo, entramos al terreno de las paradojas. El proyecto de la Construcción del Núcleo de docencia tiene su origen en la Secretaría de Educación Pública y Cultura, nada extraño pues es de su competencia las iniciativas en el terreno educativo, la paradoja se encuentra en mi memoria. Fue precisamente cuando al actual secretario de Educación, Doctor Francisco Frías Castro ocupó la Secretaría de Gobierno que la Dirección de Comunicación perdió la función sustantiva que le daba su principal razón de ser. El trabajo realizado en comunicación y por comunicadores pasó a la Secretaría de Gobierno. A la fecha  aún permanece en dichas oficinas. 

La paradoja también plantea el tercer problema: Un secretario de gobierno se encuentra a años luz de la forma de pensar y el quehacer de un comunicador. Procesan diametralmente los hechos, el conflicto y la solución. 

Siento mucho que una propuesta bien planteada como es la Ciudad del Conocimiento, el proyecto en sí mismo por su alto valor e importancia, pase inadvertido. En mi humilde opinión, es la noticia más destacada del año en curso. 

Conversaciones en los Portales

-Hoy amanecí tripolar...

-Estás equivocada, se dice bipolar.

-No, tripolar... ¡Estoy enfadada, enfadada y enfadada!

 


Publicado el Viernes, 31 Mayo 2013 01:31
Visitas: 5675