fuentesfidedignas.com.mx

Martes 25 Enero 2022 23:01 hrs

Sandra Ochoa

Sandra Ochoa

01:30 - 19 Abril 2013

 

TRES DE TRES. ABRIL, VIERNES 19

 

Lo que dijo el Presidente:

El Presidente es muy claro al delinear los cinco puntos columna vertebral de su política de seguridad pública. Con ello pretende que el uso de la inteligencia esté por encima del uso de la fuerza.

Base de su estrategia consiste en generar confianza entre la población.

El diagnóstico resulta fulminante: Los niveles de violencia en las regiones del país están relacionados con el mercado del narcotráfico y del crimen organizado, con factores de riesgo que se están atendiendo como la pobreza, la marginación y la débil cultura de la legalidad. 

Nadie por encima de la ley.

Lo que el Presidente quiere decir (como decía el vocero de Fox)  es que en la elección de autoridades en puestos de seguridad no puede prevalecer la  mentalidad y disfuncionalidad tradicional. Nunca produjeron mejores resultados  y continúan generando desconfianza en la población. 

En lenguaje coloquial: la cuña no puede ser del mismo palo.  

Necesitamos autoridades que no estén por encima de la ley, cualquiera que sean sus requisitos. Si se quiere fomentar una cultura de la legalidad se deben impulsar prácticas acordes con el discurso. Si Jesús Antonio Aguilar Iñiguez no pasó el examen de confianza no puede ocupar puesto alguno. Si su personalidad no genera confianza entre la población, nulifica la parte medular de la estrategia presidencial.

De allá para acá está perfectamente entendido el discurso presidencial. Vamos a ver si se escucha tan claro de aquí para allá.

La narcopolítica es uno de los principales problemas en Sinaloa. Invadió como un cáncer todos los ámbitos de nuestra convivencia social y es la causa principal del cambio negativo en las mentalidades. Surgieron poderes político- empresariales cuya impunidad produjo un malestar latente, reprimido y crónico que no se expresa cotidianamente por temor a represalias de parte de  esos poderes fácticos que han rebasado al Estado, pero a la menor oportunidad, la ciudadanía canaliza su desaprobación en contra de la situación imperante. Esa desaprobación llevó a las urnas a una gran parte de los sinaloenses  y convirtió en triunfadora a la Alianza de partidos opositores al PRI. 

Una de las medidas de combate al narcotráfico y en paralelo a la redes de la narcopolítica es cortar los hilos financieros en donde alimentan su poder los lavadores de dinero convertidos en honorables empresarios, cuya imagen se limpia con oro y dólares y resultan compradores compulsivos de conciencias individuales e instituciones. Pero lo más grave, la circulación de su imagen junto a la figura presidencial en importantísimos viajes para impulsar el comercio exterior,  terminará por degradar y exterminar  la confianza  en las autoridades, las instituciones y, en general, el Estado. 

Un Estado necesita generar la confianza ciudadana. Y entonces sí: confianza para el cambio. (Miren que lindo eslogan). Legalidad: Nadie está por encima de la ley.

A buenos entendedores, pocas palabras.

Conversaciones en los Portales.

- Ya te leí, eres peor que un cerillo ya sabes donde.  ¿No tienes negocio?

 ¡Vete a trabajar...¡

- Si, sisisi, ya me voy, con los campesinos, las campesinas, las mujeres, los pescadores, las sedesoles, las niñas y los niños. Más mujeres, los pobres, los más pobres, los pobrísimos.... Los investigadores, los que dicen que son, y ¡con toda esa maldita burocracia¡

- Después de esta pide chamba a Rosario Robles en Yucatán...

-Ay, tan lejos...


Publicado el Viernes, 19 Abril 2013 01:30
Visitas: 14597